Hermano Escobar

2 07 2009
DSCF1862

Momento de la entrega de la placa homenaje

.

A veces, una institución se identifica con una persona. Es lo que ocurre en Malaga, donde hablar de la Ciudad de los Niños evoca al Hermano Escobar. Y conocer al hermano Escobar es conocer la Ciudad de los Niños.

El Hermano Escobar forma parte del paisaje urbano de Málaga: ha sido una presencia frecuente en las calles de Málaga, vestido con sotana, gorra, con su bolsa al brazo, hablando de los niños y pidiendo para ellos. Para muchos ha sido un padre, hoy es el abuelo de la Ciudad de los Niños. Y, como todos los abuelos, recibe y da el cariño desinteresado que reviste de mayor humanidad unas vidas marcadas por tantas carencias.

El Hermano José Escobar Mairena nació en Rota (Cádiz) el 4 de junio de 1925.
Siendo alumno del Colegio San Estanislao de Málaga y al enterarse de que el Hermano Carlos quería fundar una Congregación Religiosa para acoger a niños desamparados y con problemas familiares, se sumó rápidamente al proyecto, comenzando esta labor junto con otros compañeros más.

Los principios fueron en el pueblo de Armilla (Granada), en un orfanato regido por una comunidad de monjas. Allí mientras buscaban un local propio, los hermanos se encargaban de formar a los muchachos más mayores y buscarles trabajo.

Pronto, el hermano Carlos, Fundador de la Orden se enteró de que unas monjas de clausura que había en la calle San Juan de los Reyes de Granada se había trasladado a otro convento situado en la calle Molinos, y él lo alquiló por la cantidad de 100 pesetas durante un mes. Las cuales se las prestó un amigo ya que ellos no tenían nada.

Dicho convento tenía una antigüedad de 400 años y se encontraba en muy malas condiciones. El Hno. Escobar, junto con sus compañeros, comenzó a trabajar con mucho entusiasmo y lo reformaron poco a poco, consiguiendo albergar en él a más de 500 niños. Esto sucedía por los años 1950.

Dicha congregación es conocida con el nombre de Hermanos Obreros de María y sus centros como Ciudad de los Niños.
El Hermano Escobar, desde el comienzo de la Fundación, fue nombrado por el fundador como “limosnero”.

En aquellos tiempos había mucha necesidad y había que alimentar a muchos niños. Y por eso el Hno. Escobar al ver que la necesidad era urgente no dudó un momento y se lanzó por todas las calles y pueblos de Granada y otras provincias de Andalucía, buscando comida y diferentes materiales para los arreglos de la residencia de los niños.

El Hermano Escobar está en Málaga desde la fundación de la Ciudad de los Niños. Él es una memoria viva de los primeros cimientos físicos y humanos, testigo de las dificultades padecidas para la creación de este centro, y animador de toda la obra realizada.

El cargo de limosnero le venía como anillo al dedo dad su carácter jovial y atrevido, que gana la simpatía de todo el mundo cuando reclama una ayuda para sus niños.

No hay quien se le resista. Sabe encontrar los valores de las personas y detecta qué puede pedir a cada uno y a donde tiene que ir.
Durante muchos años se levantaba cada mañana, cogía el autobús y se encaminaba a paso ligero a dependencias municipales, a la sede de la Diputación, a parroquias, al obispado, a oficinas centrales de bancos y cajas de ahorros o a cualquier empresa, siempre buscado algo para sus niños. Eran tiempos en los que las carencias eran muchas y las subvenciones escasas.

 Es por esto, que hoy, el Ayuntamiento de Málaga, ha querido galardonar a nuestro Hermano con una distinción y el mismo Alcalde le entrego esta mañana una placa conmemorativa.

 

Fuente: malagaes.com

Anuncios

Acciones

Información

3 responses

8 10 2009
jose miguel suarez muñoz

Un saludo al hombre q realizo la idea de un santo mas grandes as sido q todo lo q pueda escribir un abrazo para todos

25 07 2010
JUAN MANUEL

El hermano Escobar,una persona entrañable,querida,ejemplo a seguir y creo que lo que ha hecho por los niños sera difícil de superar, un fuerte abrazo.

3 02 2015
Francisco

Yo lo conocí en la Residencia ” El Buen Samaritano” Churriana – Málaga muy poco tiempo y desgraciadamente ya estaba muy mal desde el 2013 hasta su muerte pero me alegro de haber conocido a un hombre tan grande como él lo que hable con él aunque fue poco pero en seguida me dí cuenta de la grandeza de persona que fue NUNCA te olvidare. 1925 / 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: